scroll

Reguladores y Dimmer LED

Publicado por: Yessica Granados En: El Mundo y el LED En: jueves, junio 13, 2019 Golpear: 80

¿Por qué mi regulador no funciona con las bombillas y paneles LED regulables?

En este post, vamos a comentar y contestar preguntas sobre los productos regulables, por qué no funcionan los antiguos mecanismos y cuales son los más comunes.

Antes de comenzar con el post, vamos a explicar lo que significa que un producto sea dimmable o regulable.

Un producto dimmable o regulable significa que puede regular la intensidad de la luz, ya sea con el propio producto o con un regulador externo.

¿Qué es un dimmer o regulador?

Un regulador o dimmer es un dispositivo que regula la intensidad de la luz que emite una bombilla, un panel (empotrado o de superficie), facilitando la creación de ambientes que más se adapten a cada situación.

Actualmente, los dimmer son muy usados en la iluminación LED ya que el LED es mucho más sensible a los cambios de tensión o voltaje y debido a esto y que no regulan por sí solos la energía que reciben pueden llegar a dañarse, por lo que los reguladores son bastantes importantes en este caso.

Una de las ventajas de estos productos, es que en el caso de la iluminación LED proporcionan un ahorro mayor al poder elegir la intensidad de luz que se proyecta, ya que se puede reducir el consumo considerablemente.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de dimmer, aunque los más comunes son:

-       Pastilla reguladora. Es una pastilla que se coloca en pulsadores y con ellos, al dejar pulsado el mecanismo sube o baja la intensidad de la lámpara que controla.

-       Regulador dimmer. Es un dispositivo que presenta una “ruleta” en su parte frontal. Al pulsarlo, se puede regular la intensidad girando en ambos sentidos la dicha ruleta.

¿Cómo se instala un dimmer en una estancia?

La instalación de un regulador suele conllevar el reemplazo del interruptor o mecanismo por completo, aunque este cambio permitirá como ya comentábamos la eficiencia energética de todo el hogar.

Algunos de los productos que se usan con reguladores son las bombillas o paneles empotrados o de superficie.

En el caso de la iluminación LED, necesitará unos mecanismos especiales para LED, ya que no suelen servir los antiguos con los que se controlaba la intensidad de las luminarias convencionales.

¿Por qué mi regulador no funciona con las bombillas y paneles LED?

Por el voltaje y potencia de las bombillas o paneles.

Lo explicamos con un ejemplo:

Vamos a suponer que en una estancia hay 10 bombillas halógenas que se van a reemplazar por LED. El consumo de estas bombillas halógenas es de 60W más 10W de la reactancia. Cada bombilla consume un total de 70W, por lo que el consumo total será de 700W.

El regulador que ya tenemos instalado, tiene un rango de trabajo que va desde 50W hasta aprox. 600W mínimo. Esto quiere decir que cuando el consumo sea superior a 60W el regulador comienza a trabajar.

Si decidimos cambiar las bombillas halógenas por LED regulables de unos 7W, el consumo máximo de esa instalación será de 70W. De esta manera, nuestro regulador solo funcionará cuando el consumo energético sea superior a 50W. Si giramos la ruleta o pulsamos en el pulsador y no regula, es porque solo comenzará a regular a partir de los 50W de consumo, es decir, que no bajará del 50% de la iluminación.

En resumen, siempre que queramos trabajar con reguladores tienen que estar adaptados a LED.

Si tienes dudas o sugerencias, ¡déjanos un comentario! Si te ha gustado comparte este post :)